Cómo hackear una cuenta de instagram

Cómo hackear una cuenta de Instagram. Esta es una de las grandes incógnitas de muchos de los millones de usuarios que pueblan esta más que conocida red social. Utilizada en el mundo entero, Instagram es una red social que se caracteriza por el uso de material multimedia, sobre todo las fotografías, y por la rápida interacción entre sus usuarios. Gracias a ella, personas de todo el mundo se conectan y comparten tanto mensajes como contenidos de toda clase.

Tanta expansión y tantos usuarios propicia la necesidad de saber cómo piratear cuentas ajenas, aunque es algo con lo que hay que andarse con ojo. Se puede hacer, y aquí te vamos a explicar cómo; pero también se debe tener en cuenta que hay que conocer muy bien las condiciones que la ley plantea al respecto. Pero no tienes que preocuparte, porque te vamos a explicar eso también. De hecho, esta guía te va a enseñar todo lo necesario para hackear cuentas de Instagram de forma fácil y segura.

hackear instagram

Qué necesitas para hackear Instagram

Antes siquiera de plantearte la idea de hackear una cuenta de Instagram o espiar un perfil de IG, debes tener en cuenta que es necesario cumplir una serie de requisitos. Acceder a la red social de otra persona implica prepararse previamente en lo técnico y en lo legal, ya que es la única forma de evitar problemas que podrían ir a mayores y traducirse en años de cárcel, como ha sucedido ya con algún caso anterior.

En materia técnica, lo que debes tener muy claro es que, para el hackeo, vas a necesitar acceder al teléfono u ordenador de la persona a hackear. Tendrás que utilizar una serie de datos de su cuenta, incluso que acceder al correo o a otras partes del dispositivo para poder hackear fácilmente. Este punto es fundamental ya que, sin él, te adelantamos que no vas a poder hacer absolutamente nada, así que tenlo muy claro desde el primer momento. Y no, no importa que vayas a recurrir a las mejores apps para espiar móviles. También necesitarás acceder al terminal.

Muy posiblemente tendrás que modificar algún ajuste para realizar alguna instalación, realizar un cierre de sesión o incluso acceder a formularios de claves. Son algunos de los aspectos fundamentales para el hackeo a nivel más básico y, sin ellos, este resulta prácticamente imposible.

Atención a lo que dice la ley

Otro punto de vital importancia es saber qué dice la ley sobre hackear dispositivos de cualquier tipo. Vivimos en los tiempos de internet, en una época en la que la información de las personas vale su peso en oro. Debido a eso, la justicia en Europa ha decidido reforzar la ley de protección de datos. La situación se ha endurecido en general por el bien de los usuarios, pero es bastante laxa en lo que respecta al espionaje de dispositivos y cuentas.

¿Por qué lo decimos? Porque solo hay dos condiciones a tener en cuenta para hackear Instagram. Si vas a piratear esta red social necesitas cumplir cualquiera de estos dos puntos:

  • Que el usuario de la cuenta te dé su permiso para ser hackeado.
  • Que el usuario de la cuenta esté bajo tu tutela legal.

Si se cumple cualquiera de esas dos condiciones dictadas por la ley, no tendrás problema alguno a nivel legal si espías o pirateas una cuenta. Un padre, por ejemplo, que hackee los perfiles de sus hijos o quiera controlar sus móviles, tiene total libertad para hacerlo. Ahora bien, si no se cumple ninguna de esas dos pautas, te aconsejamos detenerte y esperar a poder cumplirlas, ya que puedes tener serios problemas. Se han dado casos que han ido desde sanciones económicas hasta penas de cárcel por incumplimiento de la ley en esta materia. No es un asunto a tratar alegremente. Por eso, aquí planteamos métodos totalmente legales.

Cómo hackear Instagram gratis

Y hablando de métodos legales, vamos a explicarte cómo hackear Instagram gratis. Antes de que comience a ver los pasos a seguir, te conviene saber que Internet no es un lugar fiable. Sí lo es en general, pero no cuando se trata de aplicaciones para hackeos, como por ejemplo las que se usan para piratear WhatsApp, y mucho menos si son gratuitas. No te fíes de esas propuestas porque, generalmente, son malwares o programas maliciosos camuflados para colarse en dispositivos de incautos.

Los métodos gratuitos que te vamos a explicar son más sencillos. No vas a tener que instalar nada, aunque sí necesitarás tener muy presentes los requisitos explicados más arriba. Te va a ser fundamental acceder al teléfono, PC o tablet del usuario de la cuenta que quieres hackear. Si no puedes, entonces será mejor que vayas descartando la idea del pirateo. Ahora, vamos a enseñarte las dos formas gratuitas de piratear Instagram sin aplicaciones de por medio.

Aprovechando los recordatorios del navegador

Los navegadores web tienen una función para almacenar las contraseñas utilizadas en ellos. Si tu objetivo utiliza el de su PC o el de su móvil para entrar en su perfil de IG, entonces seguramente tendrá sus datos almacenados. Es una opción disponible para no tener que introducir los mismos datos una y otra vez, que agiliza bastante el uso de la plataforma. No obstante, también es la llave con la que acceder a ella a través del hackeo.

Así se piratea Instagram con los recordatorios del navegador. Para estos pasos, vamos a partir del uso de Google Chrome, el navegador web más habitual:

  1. Abre el navegador el dispositivo de la persona cuya cuenta quieres hackear.
  2. Ahora, acceder al menú de opciones y, dentro de este, pulsa en «Configuración». El menú se abre a través del icono con tres puntos.
  3. En esta nueva pantalla, pulsa en el buscador y escribe «contraseñas» en él.
  4. Ahora, ve al apartado de «Contraseñas» que aparece en el listado. Forma parte de la sección «Autocompletar».
  5. Verás ahora una lista con muchas webs. Busca ahí la siguiente: www.instagram.com.
  6. Cuando des con ella, verás que tiene una dirección de correo asignada. También tiene una clave, pero permanece oculta.
  7. Presiona en el icono con forma de ojo para mostrar la contraseña.
  8. Puede que la veas sin más, o puede también que se te pida la clave de la cuenta de Google. Introdúcela y podrás ver lo que quieres.
  9. Ya puedes acceder a Instagram cuando quieras. Lo has hackeado.

Por supuesto, este método exige, además de tener acceso al equipo o dispositivo de la persona, conocer su contraseña de Google si el navegador la solicita. Son dos requisitos muy importantes, pero que hacen que todo el procedimiento del hackeo sea extremadamente fácil y sencillo.

Cambiando la contraseña

Otra forma de proceder a hackear una cuenta de Instagram es cambiando la contraseña de acceso. Como sucede cuando quieres espiar chats de Facebook, debes saber que las redes sociales tienen una herramienta de lo más interesante. IG tiene una función disponible para los usuarios que olvidan la clave para acceder a ella. De esta forma, en caso de despiste, pueden solicitar un cambio de contraseña para establecer una nueva y así volver a acceder.

Una opción pensada para facilitar las cosas a los usuarios que, de nuevo, nos sirve para realizar el pirateo fácilmente. Puedes utilizar el cambio de contraseña a tu favor para hackear Instagram, y a continuación te vamos a explicar cómo:

  1. Coge el dispositivo de la persona que tiene la cuenta que quieres hackear.
  2. Ahora, abre la aplicación de Instagram y entra en el perfil. Una vez dentro, cierra la sesión abierta.
  3. Vuelve a entrar en Instagram y pulsa en «¿Has olvidado la contraseña?». Si no aparece, usa el correo de la cuenta y escribe una clave cualquiera.
  4. Ahora, introduce el mail o el número de teléfono del usuario y pulsa el botón para recibir el enlace de cambio de clave.
  5. Abre el correo electrónico en el mismo dispositivo y verás un mail del equipo de IG. Ábrelo.
  6. En su interior, habrá un link. Púlsalo para acceder al formulario de cambio de clave.
  7. Escribe una nueva contraseña que puedas memorizar.
  8. Abre la app de nuevo e inicia sesión con la nueva clave.
  9. Ahora, inicia sesión en IG en otro dispositivo que vayas a usar más adelante.
  10. Borra del dispositivo del usuario los mails y las notificaciones de cambio de clave y nuevo login.
  11. Ya has hackeado la cuenta de Instagram.

Este método también es realmente simple, pero tiene un problema, y es que es válido solo temporalmente. Te funciona hasta que el usuario se loguee desde otro dispositivo. Cuando vea que su clave original no funciona, solicitará el cambio. En ese caso, tendrías que volver a seguir todos estos pasos de nuevo. Es un método fácil, pero cuenta con ese pequeño inconveniente que juega en su contra.

Cómo hackear Instagram con programas de monitorización

Otra forma de hackear Instagram es utilizando software de monitorización o rastreadores de móviles. En este caso, hablamos de soluciones más profesionales y avanzadas, como también de soluciones de pago. El buen software de hackeo es software espía o de monitoreo, y eso implica pagar unas cuotas tanto mensual como anualmente. Sí, tendrás que hacer una inversión económica, pero los resultados serán mucho mejores que cualquier otra opción.

Además, para que lo tengas un poco más fácil, te vamos a ayudar. Para ello, además de explicarte los pasos a seguir, te vamos a presentar las mejores herramientas para hackear Instagram. Todo en conjunto, para que elijas la opción que más te guste y, de paso, sepas qué hacer para hackear el perfil que te interesa. Queremos que no tengas complicaciones, y esto te va a ser de gran ayuda para conseguirlo.

Utilizando YouPy

Sin duda, el mejor programa de monitorización que hay para espiar dispositivos Android. YouPy es una muy buena herramienta de monitoreo, esencial para piratear cuentas de IG con facilidad. No funciona en iPhone, aunque cabe la posibilidad de que añada dicha compatibilidad en el futuro. Además, es muy fácil de manejar, no necesita rootear el dispositivo Android e incorpora un modo oculto que se activa por defecto. ¿Qué consigue con esto? Evitar las notificaciones y molestar al usuario espiado.

Incorpora muchas funciones aparte del espionaje de Instagram, y eso puede resultar incluso excesivo para el usuario que solo busca una solución sencilla para esto último. Además de ver todas las interacciones, los mensajes directos, los chats, las Stories y los contactos de IG, también te permite acceder a estadísticas de uso y de batería del dispositivo. Sumamos a eso también que permite ver chats y datos de otras apps y redes sociales, ver a través de las cámaras, hacer capturas de pantalla y más, y tenemos lo que hace tan especial a este programa. Aunque hay que añadir algo más, y es su precio. Tan solo cuesta unos 7 euros al mes si se escoge el plan anual Avanzado, el más recomendable para esto que explicamos.

Ahora bien, ¿cómo se usa YouPy para hackear Instagram? Eso te lo vamos a explicar a continuación:

  1. Entra en la página web youpy.io desde cualquier dispositivo que pueda navegar.
  2. Dentro de esta, crea una cuenta de usuario con datos reales. Si no se te pide durante este proceso, acude al apartado de precios y escoge el Plan Avanzado.
  3. Cuando termines de dar los datos de pago y tu perfil esté creado, mira tu correo electrónico.
  4. Recibirás un mensaje del equipo de YouPy con manuales, enlaces de descarga y claves de licencia.
  5. Coge ahora el dispositivo con la cuenta a piratear.
  6. Instala en él la app de YouPy. Posiblemente, tendrás que modificar ajustes del terminal y permisos para poder hacerlo.
  7. Cuando acabes, inicia sesión con el perfil que creaste en el paso 2.
  8. Ahora, coge el dispositivo que utilizarás de ahora en adelante y repite los dos pasos anteriores.
  9. Entra en la app desde tu dispositivo, mira el apartado de Instagram y tendrás acceso a todo. Ya lo has hackeado.

Utilizando MSpy

Si buscas algo más completo, pero también más costoso, tienes la opción de recurrir a MSpy. Este software de monitorización es compatible con iOS y con Android y es, de todos los aquí presentes, el que más funciones tiene. También es el más caro, de hecho su cuota mensual con el plan Premium, el más aconsejable, es de unos 16 dólares al mes si se escoge el plan anual. Vale más que cualquiera de los otros dos, pero exprime al máximo cada céntimo que inviertes en él.

De hecho, es ideal si no te quieres conformar solo con hackear perfiles de Instagram. Lo decimos porque, además de eso, abre las puertas del smartphone objetivo hasta el punto de lograr que te sientas como si lo estuvieras usando directamente. Su menú es fácil de entender, aunque algo árido al principio, y a través de él puedes hacer de todo. Geolocaliza, rastrea mensajes y llamadas, graba por el micrófono o las cámaras, revisa apps, contactos y mucho más.

Es abrumadoramente potente, por eso tiene el precio que tiene. En cuanto a cómo usarla para piratear una cuenta de Instagram, es tan fácil como hacer esto:

  1. Entra en la página web mspy.es/es y accede al apartado de compra.
  2. Crea una cuenta de usuario con datos reales, escoge un plan de pago adecuado y procede rellenando los formularios.
  3. Revisa la bandeja de entrada del mail dado al crear la cuenta y abre el correo del equipo de MSpy. Ahí tendrás manuales, enlaces y mucho más.
  4. Ve a por el dispositivo con la cuenta a hackear e instala en él la app de MSpy. Recuerda que, probablemente, tendrás que modificar ajustes. Ten el manual a mano.
  5. Al terminar la instalación, inicia sesión con el perfil que has creado.
  6. Ahora, tienes que coger el dispositivo que usarás para espiar y hackear y repetir los puntos 4 y 5 con él.
  7. Abre la aplicación en este terminal y ve al apartado de redes sociales, o directamente al de Instagram. Ya lo has hackeado.

Ahora bien, es muy importante que tengas en cuenta que esta app ofrece un modo demo gratuito con el que ver cómo funciona antes de pagar por ella. Si quieres que te «convenza», esta es la mejor forma de hacerlo.

Utilizando XNSpy

El último programa de monitoreo que vamos a ver es también uno bastante potente. Si decides utilizar XNSpy, usarás una herramienta muy buena para terminales con el SO de Google, pero también para espiar móviles iPhone, capaz de monitorizar al máximo el teléfono objetivo, mucho más allá del mejor hackeo de Instagram. Este programa es famoso por lo fácil que es a la hora de manejarlo, pero también por todas las funciones que pone sobre la mesa y el precio por el que las ofrece.

Solo hay que pagar unos 7,5 dólares mensuales por su Edición Prima a través del plan anual y, así, podrás aprovecharlo al máximo. Si no te quieres conformar solo con el pirateo de la cuenta de IG, esta es la mejor opción. Te deja grabar llamadas, repasar el historial de las mismas, ver las apps más usadas, bloquear aplicaciones, revistar historiales de navegación, capturar la pantalla, grabar vídeos, grabar audios, monitorizar redes sociales… No hay cosa que deje por hacer.

En cuanto a cómo usar XNSpy para piratear Instagram, verás un procedimiento bastante familiar:

  1. Entra en la página web xnspy.com/es y dirígete al apartado de compra.
  2. Ahora, crea un perfil de usuario con tus datos reales, importante sobre todo el mail. Además de eso, escoge el método y el plan de pago.
  3. Mira la bandeja de entrada del correo indicado en el paso anterior, verás que llega un correo del equipo de la app con manuales, links y mucho más.
  4. Coge el dispositivo con la cuenta a piratear e instala en él la aplicación. Ten muy cerca el manual, por si acaso.
  5. Cuando termines de instalarla, inicia sesión en ella con la cuenta que has creado antes.
  6. Ahora, ve al dispositivo que usarás para el hackeo y espionaje y repite los dos pasos anteriores.
  7. Cuando termines el login, se vincularán ambos dispositivos y ya podrás ver toda la actividad de Instagram fácilmente.

Cómo proteger tu cuenta de Instagram frente a hackeos

Si quieres proteger tu cuenta de Instagram frente a hackeos, sobre todo viendo lo fácil que es piratearla, no te preocupes. El pirateo es sencillo, pero más sencillo es el protegerse frente a cualquier posible ataque. En el fondo, solo hace falta un poco de sentido común e ir con cuidado; pero, si te cuesta o si, simplemente, necesitas unas pautas claras, aquí te las vamos a dar.

Te vamos a explicar cómo evitar los hackeos de cuentas de Instagram y cómo blindar tu teléfono móvil frente a cualquier intento de pirateo en general. Todo, a través de unos consejos la mar de sencillos y fáciles de aplicar. Tanto, que en pocos segundos podrás ponerlos en práctica.

  • Usa un buen antivirus: es indispensable que tengas un antivirus con un buen firewall y una mejor protección activa si vas a conectarte a internet. Es la única forma de evitar intromisiones no deseadas de forma tajante, además de para escanear todo el dispositivo en busca de cualquier problema por la instalación o intromisión de software malicioso. Además, puedes encontrar muchos gratuitos que cumplen bastante bien en esta materia.
  • No abras correos electrónicos extraños: una regla de primero de Internet, y que debes tener muy presente durante todo el tiempo que uses cualquier dispositivo electrónico que se conecte. Jamás abras un correo electrónico de remitente desconocido, con un asunto extraño o con archivos adjuntos que no tengan sentido. Son coladeros de virus y similares, así que elimínalos en cuanto lleguen para no tener problemas.
  • Evita las redes wifi públicas y abiertas: las redes Wi-Fi que sean públicas y, además, no tengan contraseña de seguridad, son como un campo de minas digital. Navegar usándolas es un riesgo constante, por lo que también debes hacer lo posible por no conectarte a ellas. Si es necesario, recurre a tu tarifa de datos móvil; pero, intenta por todos los medios no tener que utilizarlas. Los softwares de hackeo suelen aprovecharlas.
  • Ten un bloqueo de pantalla: ya has visto que la mayoría de procedimientos de espionaje y pirateo requieren utilizar el dispositivo del usuario. Todos ellos pueden cortarse desde el primer momento si tienes un buen bloqueo de pantalla, sobre todo si este solo se desactiva mediante la huella dactilar o el reconocimiento facial.

Sigue estos sencillos consejos, que apenas presentan dificultades, y verás cómo proteges considerablemente todo tu teléfono móvil y no solo evitas que hackeen tu cuenta de IG.