En busca de la mejor aplicación para controlar el móvil de mi hijo: todo lo que debes saber

Son tiempos difíciles para ser un niño, y también para ser padre. Las nuevas tecnologías han inundado nuestro día a día para intentar hacerlo más sencillo, pero también han propiciado un nuevo entorno en el que hay más peligros que nunca. Ahora, los más pequeños de casa acceden a su primer smartphone mucho antes que antaño, lo que les abre las puertas de par en par a internet, con todo lo bueno y lo malo que eso implica.

Seguramente te preocupará mucho lo malo, y no es para menos. Los pequeños no son conscientes del peligro que supone moverse por la red de redes sin conocer bien los riesgos reales que hay en esta. Por eso, estás buscando la mejor aplicación para controlar el móvil de tu hijo. Por eso, te aconsejamos que leas todo lo que te vamos a contar, porque te traemos una guía definitiva con los mejores métodos gratuitos, de pago e incluso nativos.

app control movil niños

¿Qué necesito para controlar el móvil de mi hijo?

Para controlar el móvil de tu hijo necesitas cubrir las mismas exigencias que se podrían establecer, por ejemplo, para usar aplicaciones de rastreo de móviles. Debes, obligatoriamente, cumplir con lo que dicta la ley (algo fácil por lo que te explicaremos más abajo), y también cumplir con ciertos requisitos técnicos. Son solo dos aspectos a tratar, pero que resultan absolutamente fundamentales si quieres usar los métodos legales aquí explicados.

A continuación, vamos a explicarte tanto las exigencias legales como las técnicas para controlar el smartphone de tus hijos:

Exigencias legales

Para proteger la privacidad y los datos de los usuarios, la ley establece que un dispositivo solo puede ser controlado o monitorizado si su propietario ofrece su consentimiento o si, por el contrario, está bajo la tutela legal de quien lo quiere monitorizar. Por supuesto, ya estarás viendo qué sucede. Un padre siempre tiene a sus hijos bajo su tutela, por lo que tiene carta blanca para monitorizar y controlar sus móviles si lo desea.

Rizando el rizo un poco más, si tenemos en cuenta que la mayoría de smartphones de los pequeños están a nombre de sus padres, la ecuación se resuelve aún con más facilidad. Técnicamente, el dispositivo pertenece al padre, por lo que puede hacer lo que se le antoje con respecto a bloqueos y controles parentales.

Exigencias técnicas

La cuestión de las exigencias técnicas es lo más importante en este caso. Si de verdad quieres controlar la actividad de tus hijos en sus smartphones, es totalmente obligatorio que puedas tener acceso a estos, ya que vas a tener que instalar alguna que otra aplicación, o incluso modificar ajustes. De hecho, si vas a utilizar soluciones más avanzadas, es posible que tengas que subir un poco más el nivel, rooteando o aplicando Jailbreak al terminal.

Debes cumplir con esto porque, de lo contrario, no podrás aplicar ninguno de los métodos aquí explicados. Y no te preocupes si eso de Root o Jailbreak te suena a chino, porque te ofrecemos tantas soluciones que no te va a resultar un problema. Ya lo verás.

¿Has tomado nota de todo esto? Pues ahora tienes la base suficiente para ver las mejores soluciones de control parental tanto gratuitas como de pago. Propuestas ideales si crees que tus hijos son víctimas de cyberbullying o incluso si consideras que abusan de sus teléfonos.

Apps gratuitas para controlar el móvil de tu hijo

A diferencia de lo que vas a ver en el siguiente apartado, las aplicaciones aquí presentes giran única y exclusivamente en torno al control parental de menores en móviles. No vas a ver aquí ninguna de las mejores apps para espiar iPhone ni nada por el estilo. Eso sí, lo que vas a encontrarte son herramientas totalmente legales y fiables, alejadas de los intentos de estafa que pueden circular por internet a día de hoy, y que te podrían poner en un serio aprieto.

Dicho esto, a continuación vas a ver nuestra selección con las 3 mejores apps gratuitas para controlar el móvil de tus hijos. Coge lápiz y papel para tomar nota, porque te va a costar decidirte con todo lo que hay.

Kid’s Shell

La aplicación Kid’s Shell es prácticamente el estándar de las soluciones gratuitas de control parental móvil. Su objetivo principal es evitar funciones como el envío de SMS, la realización de llamadas a números extraños, la descarga de apps, el acceso a publicidad o la realización de compras. Si sabes inglés, seguramente ya hayas entendido a qué se refiere, y es que su cometido es hacer de refugio seguro para los más pequeños de casa cuando cogen un teléfono.

Desafortunadamente, solo funciona con dispositivos Android, por lo que los usuarios de iPhone deben descartarla de sus opciones principales. No obstante, todo lo que ofrece para los terminales del sistema operativo de Google es de lo más interesante para padres necesitados. Y todo lo hace a través de un sistema tan sencillo como eficaz: un bloqueo por clave.

Al activar esta herramienta, se debe establecer un PIN de seguridad que active el modo seguro y que, al mismo tiempo, sirva para desactivarlo cuando sea necesario. Huelga decir que no se debe compartir con el hijo para evitar que se salte la seguridad. Y conviene no hacerlo, ya que esta app es capaz incluso de establecer horarios de uso o de ofrecer un reproductor multimedia propio para evitar la reproducción de contenidos no adecuados. Sin duda, es de lo más potente y versátil. ¡Y sin pagar nada!

DinnerTime

DinnerTime es esa app que nació de las comidas y cenas en las que se intenta hablar, pero el joven está totalmente enganchado a su teléfono móvil. Su objetivo principal es ofrecer a los padres la posibilidad de bloquear por completo el terminal en el momento que se desee, y es algo que brinda como solución tanto en iOS como en Android, por lo que no habrá problemas en función del dispositivo usado.

No es precisamente el software más versátil, de hecho es muy específico. Sin embargo, al centrarse solo en una función, logra ejecutarla de la mejor forma posible. Con ella puedes establecer horarios de utilización del móvil, amén de bloquear determinadas aplicaciones cuando se desee. Además de esto, también permite ampliar con más funciones de control parental, aunque para ello ya hay que pagar una cuota, acogiéndose al plan Plus de este software.

Una aplicación que va al grano, ofreciendo una solución que arregla la inmensa mayoría de preocupaciones de los padres para con sus hijos en el ámbito digital. Si no quieres que lo use a deshoras o como no es debido, DinnerTime tiene algo muy interesante que ofrecerte.

Qustodio

Puede que sea la última solución gratuita que mencionamos, pero no por ello debes dejarla pasar. Qustodio es, a día de hoy, de las aplicaciones de control parental más reconocidas que hay. Su versión gratuita es accesible para todo el mundo y, aunque también dispone de una de pago, lo que ofrece sin tener que pagar es más que suficiente para suplir las necesidades de los padres a la hora de controlar la actividad de sus hijos en smartphones.

Con ella no puedes espiar conversaciones de WhatsApp de tus hijos ni realizar otras tareas de monitorización, pero sí que puedes restringir determinads apps, establecer horarios de uso e incluso sacar partido de otras funciones tan básicas como efectivas. ¿Quieres más? Entonces, siempre tienes la opción de pasar al plan de pago del que dispone. No obstante, como ya hemos dicho, con tan solo este par de funciones elementales, ya tiene más que suficiente para serte de mucha utilidad.

Puedes utilizarla tanto con dispositivos Android como con iOS, y no vas a tener problema alguno a la hora de navegar por sus menús. Sencillamente, es de las mejores opciones a las que puedes recurrir.

¿Has visto qué trío? No necesitas salirte de estos 3 nombres para dar con una solución adecuada para controlar el uso que tus hijos dan a sus smartphones. Con esto tienes más que de sobra tanto por calidades como por prestaciones.

Apps avanzadas para controlar el móvil de tu hijo

Si nos adentramos en el campo de las aplicaciones avanzadas de control parental, ya comenzamos a ver nombres que perfectamente podrían formar parte de las mejores apps espía de móviles. Estas herramientas profesionales suelen ofrecer muchas opciones de monitorización, como también de control y bloqueo de apps o de páginas web, algo que encaja a la perfección con lo que busca un padre. Si quieres conocer el mejor software de pago para controlar el terminal de cualquiera de tus retoños, tan solo tienes que seguir leyendo. Aquí hay mucho nombre que derrocha calidad por los cuatro costados.

YouPy

YouPy tiene mucha fama en el entorno del monitoreo por ser la mejor app para monitorizar móviles Android. De hecho, solo funciona con estos. Si tú o tu hijo tenéis un iPhone, tienes que descartar esta opción; pero, si no es así, no dudes en recurrir a ella si no te importa pagar para tener un buen control parental. ¿Por qué lo decimos? Porque con ella puedes geolocalizar a tu hijo a través de su teléfono, ver las apps que más usa, la batería que le queda o incluso grabar tanto a través de las cámaras del dispositivo como de su micrófono. El smartphone es tus ojos y tus manos.

De hecho, a eso hay que sumar la posibilidad de acceder a sus conversaciones de WhatsApp o incluso a sus perfiles en redes sociales. Es una muy buena herramienta para controlar el teléfono en cuestión, aunque no cuenta con sistema de bloqueo de aplicaciones, como sí pueden ofrecer otras. No es algo preocupante, ya que resulta bastante económica. A pesar de todos los planes que ofrece, nuestra recomendación más directa es que escojas el Plan Avanzado y establezcas un pago anual, ya que equivale a tener una cuota mensual de 7,49 euros. Poca cosa para todo lo que puede facilitarte en cuanto a control parental de móviles.

Hoverwatch

Nos seguimos quedando dentro del campo de las aplicaciones de monitorización, ya que son de las soluciones más eficientes para lo que quieres hacer. Ahora, damos el salto para mirar a una herramienta compatible con iOS y con Android, o incluso con ordenadores Windows o Mac: Hoverwatch. Este programa presenta un abanico de funciones bastante variado, e incluso toca algunas que no alcanza YouPy con su propuesta. Por eso, precisamente, es por lo que también es capaz de acaparar muchas miradas, sobre todo de padres preocupados por la actividad de sus hijos en el entorno digital.

Con este software tienes la posibilidad de grabar llamadas, espiar la localización del dispositivo, almacenar todos los contactos del teléfono, ojear los chats de WhatsApp y mucho más. De hecho, deja espiar a través de las cámaras, repasar historiales de navegación, grabar llamadas e incluso es capaz de detectar un cambio en la tarjeta SIM. Si tu hijo es un manitas de la tecnología e intenta darte gato por liebre con la tarjeta del móvil, este software es el único de esta lista capaz de informarte sobre ello.

Por supuesto, no es gratuito. Si eliges el plan Personal (el adecuado para este caso) y escoges la licencia de 12 meses, tendrás que pagar unos 8 euros al mes por este software. Vale la pena hacerlo.

Norton Family Premier

La herramienta de control Norton Family cuenta con una vertiente gratuita que tiene varias funciones interesantes, no obstante, si quieres algo potente y capaz, tienes que pagar. Ahí es donde entra en juego el servicio de Norton Family Premier. Esta versión es mucho más avanzada y amplia en cuanto a herramientas disponibles para la monitorización de la actividad digital de los menores. De hecho, está pensada expresamente para facilitar esa labor de monitoreo para padres.

Por eso, entre sus funciones clave figura la protección de la información privada de los hijos, amén de su reputación online. Entre otras cosas, es capaz de establecer filtros de contenidos web para que no entren donde no deben, como también ver un registro de la actividad digital del menor. Asimismo, cuenta con una opción para controlar el tiempo que pasan los menores en internet, pudiendo establecer un bloqueo para que no se excedan en su consumo digital. Una protección completa y unificada, que permite monitorizar diferentes dispositivos de un plumazo.

Su precio es el más bajo que vas a ver aquí, y es que Norton Family Premier tiene una suscripción de 39,99 euros anuales. Es decir, de poco más de 3 euros mensuales.

¿Te gustan estos candidatos? Por supuesto, hay muchos más disponibles en la red. Sin embargo, te lo hemos querido poner bastante fácil y hemos reunido a «la creme de la creme». No importa cuál escojas, porque todos te van a ofrecer soluciones que encajan con el control que deseas realizar, y además te lo darán de la forma más eficiente.

Control parental nativo: una solución limitada pero eficaz

Aunque hasta ahora no hemos hecho más que hablar de aplicaciones a descargar, y de hecho te hemos mostrado algunas que sirven hasta para espiar el Instagram de tus retoños, debes saber que tanto Android como iOS cuentan con soluciones de control parental nativas. Así es, ambos sistemas operativos para móviles velan también por el uso que los más pequeños dan a los dispositivos, ofreciendo unas herramientas que, si bien no son tan complejas ni avanzadas como las vistas hasta ahora, sí que cumplen bien su cometido.

¿Quieres ver cuáles son y cómo se usan? Pues no se hable más. Vamos a explicarte las dos propuestas que ofrecen en iPhone y en los móviles con el SO de Google para que puedas usarlas cuanto antes. Así, incluso es posible que puedas ahorrarte la descarga de cualquier tipo de software.

Control parental en iPhone

En el caso de que el teléfono de tu hijo sea un iPhone, la solución que estás buscando está en los ajustes del móvil. Accede a la configuración del smartphone a través de su menú principal en primer lugar y, después, baja hasta la sección general dentro de esta. Ahí, verás que hay un apartado que se llama «Restricciones». Si accedes a él y lo activas, el sistema te solicitará la introducción de un código de seguridad de 4 dígitos.

Escríbelo y, por supuesto, memorízalo. Acabas de establecer una clave de control parental que evitará que tus hijos puedan hacer descargas inadecuadas, comprar a través de las apps y otras tantas cosas que no deberían. De hecho, este sistema ofrece varias opciones de configuración que son más que suficientes para blindar por completo tanto al dispositivo como a su usuario. Cualquier cosa fuera de lo seguro necesitará la introducción del PIN de seguridad que has establecido. Ahí radica su eficacia.

Control parental en Android

Los teléfonos Android también tienen su propio sistema de control parental, como ya hemos adelantado. En este caso, el lugar para verlo, establecerlo y configurarlo es la tienda de aplicaciones de Google. Vas a necesitar acceder a Google Play Store para habilitar este sistema de protección y evitar un uso indebido del móvil. Pero no te preocupes, el proceso es sencillísimo.

Entra en la Play Store de Google y, en ella, accede al menú de ajustes que hay arriba a la izquierda. Una vez se abra su desplegable, baja hasta ver el campo «Controles de usuario». Entra en él y verás que hay varias opciones, entre las que se encuentra la que necesitas, «Control parental». Si pulsas en ella, activarás automáticamente este sistema de protección nativo, cosa que requerirá (al igual que en iOS) la introducción de un código PIN que servirá para activar/desactivar las pautas de seguridad.

Con este último sistema nativo puedes controlar las apps que se pueden instalar o ejecutar, todo ello en base al sistema PEGI de calificación por edades. Asimismo, este filtro se establece para toda clase de contenidos, desde películas hasta canciones o libros, impidiendo también el acceso a compras y descargas.

Como decíamos, ambos sistemas operativos para smartphones cuentan con sus soluciones de control parental propias. Pueden sonar muy básicas, pero lo cierto es que funcionan bastante bien. Si se te antojan escasas, recuerda que más arriba te hemos dado un total de 6 propuestas de control parental que te pueden ser de gran utilidad para controlar completamente el móvil de cualquiera de tus hijos.